La ley que motivó el origen del barrio de Ciudad Jardín

Debo admitir que la primera vez que leí "ley de casas baratas" me sonó un poco a risa. ¿Realmente existió algo así?. ¡Pues sí, existió!. Para una persona de "leyes" no le sonará raro, pero como he dicho, a mí...

Al leer el libro "La Ciudad Jardín mucho antes", de Rafael Soto Salido, encontré esa referencia por primera vez. Por cierto, recomiendo su lectura a quien interese la historia del barrio. De hecho, me ha sido muy útil en la realización de esta página Web. En él se indica claramente, como así fue, que el barrio de Ciudad Jardín se gestó amparado en estas leyes y sus derivaciones.

Revista de los Tribunales

Volviendo al tema de las leyes, me interesé por conocer su contenido y buscando por Internet conseguí encontrar un pequeño libro que se puede ver en la imagen de la derecha. En realidad, en su portada dice ser una revista de la editorial Góngora, del año 1928, según se puede leer:

Lo encontré en una tienda virtual de antigüedades llamada Lacambra, en Elche, me puse en contacto con ellos (por cierto muy atentos, ágiles y serviciales) y les compré el "librito" que se puede ver a la derecha, junto a una moneda de un Euro. La verdad es que cuando empecé a leerlo me llamó mucho la atención el contenido, por lo que no puedo evitar el reflejar aquí algunos de los artículos de las leyes y "Reales Decretos" que en él aparecen. En su introducción, Trifón Calleja de Blas dice:

Para la aplicación de la Ley, del Reglamento y disposiciones complementarias, se creó una Sección, afecta en la actualidad al Ministerio de Trabajo, Comercio e Industria, integrada por funcionarios especializados, sobre los que pesa ardua labor al encauzar las nuevas modalidades, en este aspecto, de la vida nacional por los derroteros que señala la legislación de casas baratas y económicas; mejora social que se hace resaltar en uno de los folletos de divulgación, al decirse: "mejoradas las condiciones físicas de la vida de las clases trabajadoras, aumentada su vitalidad y, por lo tanto, su producción, convertidas en propietarias millares y millares de familias y aquietadas con ello las pasiones disolventes de la sociedad, perfeccionada la producción agrícola con la vuelta a la tierra de muchos brazos, antes ociosos en las ciudades, y acrecentada su población con la disminución de la mortalidad, consecuencia de las nuevas condiciones de vida, España conocería días de prosperidad y grandeza no soñadas"...

Después de la introducción, de la que he sacado el párrafo anterior, el libro contiene las Leyes, Reales Decretos, Reglamentos y Reales órdenes que desde 1911 hasta 1928 aparecen relacionadas con las "casas baratas". Algunos artículos de estas leyes son, cuando menos, curiosos desde la realidad actual, pero sin olvidar que estos fueron un paso adelante en el objetivo de conseguir una vivienda digna para las clases humildes. A continuación expongo los que más me han llamado la atención, de forma totalmente subjetiva, agrupados como:


Ley de 10 de Diciembre de 1921

Definición de casa barata

Artículo 1: Se entenderá por casa barata la que haya sido reconocida oficialmente como tal, por reunir las condiciones técnicas, higiénicas, económicas y especiales, en su caso, para determinadas localidades, que expresen esta ley y el Reglamento para su aplicación.

Podrán estar aisladas, unidas a otras o formando grupos o barrios, y podrán tener uno o varios pisos.

Gozarán también de los beneficios que se conceden a las casas baratas, en lo que hace relación a la exención de impuestos y al derecho a optar a la subvención directa, las que construyan las instituciones sociales de reeducación de inválidos para el trabajo de anormales, y los edificios que se destinen a cooperativas de consumo, siempre que funcionen sin lucro mercantil.

Artículo 2: Se considerarán como parte integrante de las casas baratas, los patios, huertos y parques, y los locales destinados a gimnasios, baños, escuelas y cooperativas de consumo que sean accesorios de una casa o grupo de casas baratas y guarden con ellas la debida proporción en cuanto a su extensión e importancia.

Artículo 3: Los beneficiarios de casas baratas, ya sea en concepto de inquilinos, en el de amortizaciones o en el de propietarios, no podrán disfrutar un ingreso anual superior al que por el Reglamento se señale para cada localidad. La mayor parte de dicho ingreso total habrá de proceder especialmente de salario, sueldo o pensión.

Artículo 6: Podrán construir las casas baratas: el Estado, los Ayuntamientos, las demás Corporaciones oficiales, las Sociedades de todas clases y los particulares.

Artículo 9: Cuando se trate de un número considerable de viviendas o de grupos de casas, será obligatorio, para las entidades constructoras, hacer las obras de urbanización indispensables para el buen servicio de aquellas, salvo el caso de que los terrenos estén situados dentro del plan municipal de urbanización, debidamente aprobado, caso en el cual aquellas obras serán obligatorias para los ayuntamientos.

subir


Reglamento provisional para la aplicación de la Ley de Casas Baratas

Aprobado por Real Decreto de 8 de Julio de 1922

En la sección 3ª -Condiciones técnicas de la construcción

Artículo 54: No se autorizará la construcción de ninguna casa barata sin que previamente hayan sido aprobados los terrenos en que haya de ser edificada, en la forma y condiciones que determina este Reglamento.

Artículo 55: Los terrenos deberán reunir las condiciones necesarias para garantizar que en ningún caso las aguas subterráneas ni las meteóricas puedan, por su permanencia en contacto con las fábricas, mantener en estas un estado constante de humedad.

Análogas condiciones deberán concurrir en los terrenos por su permeabilidad, en cuanto a impedir la penetración de gases en el subsuelo.

Los terrenos no deberán estar impurificados por ninguna clase de materias fecales, y habrán de estar alejados de aguas estancadas, estercoleros y basureros, cementerios, establecimientos insalubres y, en general, de todo foco de impurificación del aire.

Artículo 56: No serán admisibles, en general, terrenos cuando por su carácter rocoso o impermeable impidan que se realicen debidamente los servicios de evacuación y desagüe.

Artículo 57: A los efectos de este Reglamento, se entiende por casas familiares la que hayan de ser utilizadas por una sola familia, ya sea en propiedad o en alquiler o gratuitamente.

subir


Condiciones relativas a la estructura de las casas

Artículo 58: los cimientos y muros hasta un metro de altura han de construirse de modo que resulten protegidos de la humedad del suelo.

Se protegerá, las fachadas de las casas con aceras de 0,60 metros de anchura, como mínimo, que impidan las filtraciones de agua en la parte inferior de los muros.

Los muros exteriores y las cubiertas de los edificios deberán tener las debidas dimensiones, para garantizar su solidez, y habrán de proteger suficientemente el interior contra las variaciones atmosféricas de humedad y temperatura.

subir


Condiciones relativas a la higiene

Artículo 59: La superficie descubierta destinada a patios, jardines, etc., será como mínimo, el 15 % de la total del solar, cuando la casa tenga una sola fachada y su altura exceda de siete metros; si no llegase a esa altura podrá ser sólo del 10 %.

Si la finca tuviere dos fachadas o más, los tantos por ciento anteriores podrán ser reducidos al 13 y 8 % respectivamente.

Todo patio o patinillo, mancomunicado o no, no podrá tener superficie menor de diez metros cuadrados, con lado mínimo de tres metros.

Esta condición se cumplirá siempre, aunque resulten mayores los tantos por ciento de superficie descubierta, en el caso de un solar de reducidas dimensiones.

No se consentirá colocar los retretes en forma de tambor en el interior de los patios.

Debe darse preferencia, cuando sea posible, a los patios abiertos por alguno de sus lados.

Artículo 60: En las casas baratas familiares se limita el número de pisos a la planta baja, o natural, y primer piso.

El espacio que quede entre el último techo y la cubierta no será habitado en ningún caso.

La altura mínima de la planta baja será de tres metros, y la del prime piso, 2,80 metros.

En las casas situadas en un recinto urbanizado y cuya planta baja se destine a tiendas o talleres, la altura mínima será de 3,60 metros, pudiendo entonces ser el de la rasante de la calle, sin que pueda utilizarse para vivienda.

En le piso bajo deberá tener una elevación mínima de 0,20 metros sobre la superficie del solar y estar aislado de éste por el sistema de construcción que garantice su defensa contra la humedad del suelo.

Artículo 61: La distribución de cada casa habrá de acomodarse a las particularidades y costumbres de cada localidad, y de un modo muy especial a las necesidades de la familia que haya de habitarla, teniendo en cuenta que el número mínimo de habitaciones será el necesario para vivir  en condiciones higiénicas, y el máximo estará limitado por las estrictamente indispensables  para llenar las necesidades de las personas de posición modesta que habrán de habitar las casas baratas.

Estas circunstancias se tendrán en cuenta en cada caso al examinar los respectivos proyectos para conceder la calificación de casa barata.

La pieza de estar, o comedor, tendrá capacidad mínima de 40 metros cúbicos; la cocina, de 20 metros cúbicos; los dormitorios, si han de ser utilizados por una sola persona, un mínimo de 20 metros cúbicos; si por dos, de 30 metros cúbicos, y si por tres, límite máximo que se autoriza para dormir en una misma habitación, de 40 metros cúbicos. Las piezas destinadas a roperos y despensas no podrán tener en planta un lado mayor superior a 1,50 metros, y en ningún caso podrán ser utilizadas como dormitorios.

Se recomienda en las casas familiares la existencia de una pieza o sala bien alumbrada y aireada, que pueda servir indistintamente de estancia familiar durante el día, de comedor, sala de trabajo y aun de cocina; su capacidad no será inferior a 50 metros cúbicos.

Las escaleras han de ser claras y ventiladas.

Artículo 62: Ha de atenderse a la evacuación rápida, y en condiciones higiénicas, de materias fecales y aguas sucias, basuras, detritus e inmundicias de todas clases.

Las cocinas y retretes tendrán luz y ventilación directa de patios o patinillos, y su acceso ha de ser independiente entre sí y de los comedores, dormitorios, etc. Los retretes dispondrán, cuando sea posible, de cargas intermitentes de limpieza. Es preceptivo el empleo de sifones y la ventilación de los tubos de bajada, tanto en los retretes como en los desagües.

Las tuberías y materiales empleados han de ser impermeables a líquidos y gases. Si no hubiera red de alcantarillado, no sea adoptará el pozo negro, sino la fosa séptica. Estas y los tubos de conducción han de alejarse de los pozos, depósitos y conducciones de agua potable, de tal modo que, por la naturaleza del terreno intermedio, distancia y materiales empleados, sea de todo punto imposible la contaminación de las aguas puras.

Se prohíbe el empleo de retretes comunes a varias familias.

Artículo 63: Las viviendas dispondrán, cuando sea posible, de agua potable, situada en el interior de las casas, alejada de toda contaminación.

A este efecto, los depósitos, pozos y aljibes y canalizaciones se construirán con materiales impermeable y a cubierto de los rayos solares, así como las fosas sépticas, lavaderos, depósitos y conducciones de aguas sucias y depósitos de inmundicias y materias orgánicas e insalubres de todas clases.

Para cocción de alimentos, bebidas, lavados, limpiezas, retretes y demás necesidades se considerará como mínimo de dotación la de 50 litros de agua por persona y por día. En casos de escasez, que apreciarán las Juntas de Casas Baratas, se admitirán menores dotaciones de agua.

Artículo 64: Para la ventilación artificial, o bien para la natural, en la que intervienen de modo eficaz la distribución, dimensiones y disposición de los vanos, se tendrá en cuanta que la renovación del aire interior de las habitaciones es más necesaria e interesante que la cubicación grande de éstas.

La suma de la superficie de los huecos destinados a dar luz y ventilación en cada habitación deberá ser, como mínimo, un sexto de la superficie de la planta de aquélla.

Estos coeficientes podrán ser modificados si las costumbres y circunstancias locales lo aconsejan. Cuando sea necesario activar la ventilación natural, por ser poco eficaz, se adoptará un procedimiento de ventilación artificial de instalación y mantenimientos fáciles y económicos, tales como conductos, registros, chimeneas de aspiración de aire viciado, dobles vidrios y otras clases de entrada de aire puro.

subir


Sobre casas colectivas

Artículo 65: El grupo de casas colectivas se entienden incluidas las casas con varios cuartos para ser alquilados a diferentes familias; las construcciones destinadas a proporcionar albergue a trabajadores de tránsito; las destinadas, en las grandes ciudades, al alojamiento de personas solas que no las utilicen más que para dormir (casas de dormir) y, en general, todas aquellas edificaciones que a juicio del Ministerio de Trabajo, Comercio e Industria, previo informe del Instituto de Reformas Sociales, puedan asimilarse a las comprendidas en los casos anteriores.

Artículo 68: Al construir una casa colectiva de mas de tres plantas, se utilizará un sistema de construcción y materiales que produzcan como resultado un conjunto incombustible, especialmente en las escaleras y cubiertas.

Las escaleras y pasillos de comunicación general serán lo suficientemente amplios para facilitar la evacuación del inmueble en caso de siniestro, y las puertas deberán estar articuladas en el sentido mas conveniente para estos casos. Ningún cuarto estará alejado más de 25 metros de la escalera de acceso. Las cajas de las escaleras estarán obligatoriamente iluminadas lateral y directamente.

No se limitará el número de viviendas que puedan contener estas casas colectivas.

Artículo 69: La altura total de una casa colectiva de mas de tres plantas no será en ningún caso mayor que el ancho de la calle. Si excediera de 25 metros, tendrá que cumplir las condiciones especiales que se dicten en cada caso.

Cuando los pisos sean más de cuatro, se instalarán uno o varios ascensores en locales especiales y en comunicación con las escaleras, pero nunca en el ojo de éstas.

El límite máximo de altura será el que marquen las Ordenanzas municipales.

Artículo 70: Las casas colectivas estarán alejadas de cuarteles, hospitales, etc.

Es indispensable en todos los casos, que la casa colectiva esté dotada de agua potable en todos los pisos y en cada cuarto. La dotación mínima será de 50 litros por día y por persona.

La suma de superficie de los huecos destinados a dar luz y ventilación a cada habitación podrá reducirse, en el último piso de las casas de más de tres plantas, a un octavo de la planta de este.

Artículo 71: En las casas colectivas donde habiten más de 15 vecinos, habrá cuartos de baño e instalaciones de duchas en número suficiente para satisfacer la necesidad de todos los inquilinos. Estarán dotados de agua caliente y fría.

Artículo 72: En las casas de dormir podrá haber dormitorios con una capacidad máxima para diez personas. Su capacidad cúbica no será inferior a 20 metros por persona. Sus paramentos estarán estucados, el pavimento será impermeable y los huecos se dispondrán en forma que pueda hacerse la ventilación rápida y eficazmente; deberá procurarse que los rayos del sol bañen la mayor parte del interior del local. En habitaciones próximas, e instalados con agua abundante, existirán lavabos y duchas para uso de las personas que pernocten en la casa.

Si el edificio hubiera de ser utilizado por personas de distinto sexo, se establecerá la debida separación.

Artículo 75: El cuarto habitación del guarda o encargado del orden dentro de la casa barata colectiva estará situado en lugar desde el cual pueda ejercer su vigilancia los más directamente posible, y dentro de él, o muy cerca, se colocarán las llaves de paso de agua para cortar inundaciones, bocas de riego o de incendio, o extintores, si los hubiere, etc.

Artículo 76: En las grandes casas colectivas se dispondrán dos piezas convenientemente situadas en cuanto a su fácil acceso y debido aislamiento, revestidas de estuco al fuego, y con pavimento impermeable, al objeto de velar cadáveres y recibir visitas de duelo. La capacidad de cada una de ellas no podrá ser menor de 30 metros cúbicos.

subir


Sobre grupos de casas y ciudades satélites

Artículo 77: Se entenderá por grupo de casas baratas la reunión de éstas, situadas en tal forma, con relación a las vías públicas colindantes, que tengan fácil acceso desde éstas, sin necesidad de construir calles ni ejecutar obras especiales de urbanización.

Salvo en casos muy justificados, no se autorizará la construcción de un grupo a menos de 50 metros de distancia de otro.

Se considerará como ciudades satélites de casas baratas la reunión de estos edificios que, aun dependiendo administrativamente de un núcleo de población por su número e importancia por ocupar un espacio considerable de terreno por requerir obras especiales de urbanización, como trazado de calles, circulación, distribución de manzanas y desagües, necesiten establecer servicios colectivos para responder a la exigencia de la higiene, cultura, cooperación, recreo, medios de comunicación, etc. de sus habitantes.

Estas condiciones, que habrán de concurrir en su mayor parte, en los grupos de casas baratas y ciudades satélites, serán apreciadas en cada caso, para la determinación de su carácter de tales, por el Ministerio de Trabajo, Comercio e Industria, a propuesta del Instituto de Reformas Sociales, al conceder la aprobación de los terrenos o la calificación condicional de casa barata.

Artículo 78: Las ciudades satélites sólo podrán edificarse donde los terrenos sean económicos y estén próximos a grandes arterias de circulación o a los grandes centros de trabajo.

No se permitirá la construcción de una ciudad satélite en terrenos que no estén provistos de agua potable abundante y de fácil desagüe. La cantidad mínima de agua será diariamente de 50 litros por persona.

Después de leer estos artículos, seguro que encontramos explicación a muchas cosas que hemos visto en las construcciones originales del barrio y que antes no habíamos reparado en ellas. Debemos recordar que fueron la base para la construcción de las primeras casas de la barriada.

ir arriba